El Mejor Regalo para una Pastelera

El sueño de toda pastelera es sin duda exhibir en su cocina su propia Kitchen Aid mixer, la misma que puedes encontrar en De Prati Hogar.

Fue creada para hacer grandes cantidades de masa de pan para el ejército durante la I Guerra Mundial. Y su nombre proviene de la sensación que todos tenemos al usarla: “No me importa cómo lo llames, es el mejor ayudante de cocina que he tenido.”

Su diseño actual, clásico y aerodinámico se mantiene prácticamente sin cambios desde aquel modelo Kitchen Aid “K” de los años 30. Esto ha permitido la compatibilidad entre generaciones, lo que significa que algunas piezas y accesorios de la década de 1930 se pueden utilizar en mezcladores modernos, y viceversa.

Control de la velocidad

  • Velocidad 1: Revolver. Para revolver los ingredientes lentamente, ligarlos, hacer puré y como inicio de todos los procesos. Utilizaremos esta velocidad para añadir ingredientes secos o líquidos a las mezclas o para el accesorio heladera.
  • Velocidad 2: Mezclar lentamente, hacer puré, revolver más rápidamente, hacer mezclas espesas y caramelos, hacer mezclas poco espesas y líquidas que salpican fácilmente y para mezclar y amasar masas con levadura. También para usar el accesorio abrelatas.
  • Velocidad 4: Para hacer mezclas semi espesas como galletas dulces, ligar el azúcar a las claras de huevo para hacer merengues y para utilizarlo con la cortadora/rebanadora y el colador de fruta y verdura.
  • Velocidad 6: En esta velocidad podremos batir a velocidad media rápida (para hacer cremas), finalizar las mezclas para pasteles o utilizar el exprimidor de cítricos.
  • Velocidad 8: Perfecta para batir crema, claras de huevo y merengues italianos o cocidos.
  • Velocidad 10: Mezclaremos rápidamente pequeñas cantidades de crema o claras de huevo. Usaremos el accesorio set de pasta y el molinillo de granos.

@homemade.ec en Instagram